Para que entiendas esta tendencia imagínate como se vería un cowboy que se mudó del Viejo Oeste a la ciudad en los años setenta.

Todo gira alrededor de una pieza de sastrería, ya sea un saco, un pantalón o un chaleco. Recuerda la idea nostálgica que recrea este trend, una onda empresarial de los 60 en pleno Manhattan. No es complicado, acá te dejamos el how-to.

Crea un aire extra limpio como el de Burberry, y asegúrate de que tu look se vea impecable. Respeta la paleta de color y evita el contraste. Una buena hebilla te ayudará a crear un foco de atención en la tendencia. Si prefieres algo un poco más desenfrenado guíate por Paco Rabanne, con un estampado que resalte y prendas más holgadas, atrévete a usar un zapato que se parezca a los mocasines que usaba tu papá, tipo oxford o mocasín.

Recuerda tus básicos: blazer, botas de Jessie la vaquerita, lentes retro y cinturón. Si tienes alguno estás lista. Siéntete libre de experimentar con pana y algún accesorio directo de los setenta, como una pañoleta al cuello.

Leave a Comment

11 + 14 =